Chistes cristianos 3

¿Ustedes saben por qué Noé no pescó durante el diluvio?  Porque solo tenía dos lombrices.  C.N., Los Ángeles, Chile

Se encontraba un misionero en medio de la selva.  De pronto aparece un león muerto de hambre.  El misionero se pone de rodillas y dice, "Señor, te pido que le des sentimientos cristianos a este león.  De pronto, el león también se pone de rodillas y dice, "Señor, bendice este alimento."    C.P., Santa Cruz, Bolivia

El pastor preguntó a unos jóvenes recién convertidos: “A ver si alguien lo sabe...¿Quién fue Moisés?”  Y uno de ellos levantó la mano y dijo: “Moisés era el hijo de la hija del faraón.”  “Creo que estás en un error,” le reconvino el siervo, “lo que ella hizo fue recoger a Moisés de una canasta y...”  “¡Aah!...Eso tiene que haber sido lo que la hija le contó al faraón.”   E.R. Santiago, Chile

¿Sabes cómo vamos a reconocer a Adán en el cielo?  Porque no tiene ombligo.  Perú

Dos monjes caminaban juntos hacia el monasterio. Había que cruzar un río por el vado. Una mujer no se atrevía a pasar por que bajaba el agua con fuerza. Uno de los monjes puso a la mujer sobre sus espaldas y la llevó a la otra orilla. El otro monje comenzó a censurar su acción por que había tocado a una mujer que las reglas y ordenanzas prohibían. Así caminó bastante trecho, con la misma censura una y otra vez. El que había pasado a la mujer se paró y le dijo: 'Hermano, yo dejé a la mujer al cruzar el río, pero tu no te la quitas de encima.'    Almería, Andalucía, España

Una maestra discutía con un estudiante cristiano y le decía, "Pero José, ¡está científicamente comprobado que un pez no se puede tragar a una persona!  Y José le contestaba, "Maestra, usted se equivoca.  ¡La palabra de Dios dice que un pez se tragó a Jonás!"  Ella le respondió, "¡No debes de creer en esas cosas, porque ya te dije que estaba científicamente comprobado que eso no puede ser!"  José, enojado, dijo a su maestra, "Cuando yo muera y vaya al cielo, ¡le preguntaré a Jonás!"  Y la maestra, que no creía en Dios, le dijo, "¿Así? ¿Y qué pasa si ese tal Jonás está en el infierno?"  José le contestó inmediatamente, "Pues, ¡entonces que le pregunte usted!"   Brooklyn, NY, EE.UU.

En un retiro de pastores, después que se reunieron tres de ellos para orar cada uno por los otros. El primero dijo: "Bueno, como sé que estamos en confianza y esto quedará solo entre nosotros, les confieso que tengo una debilidad muy grande y es que me gusta mirar mucho a las mujeres...son mi tentación, oren por mi."  El segundo declaró: "Les confieso que mi debilidad es tomar el dinero de las ofrendas, oren por mí."  Entonces, los dos pastores le preguntan al tercer pastor: "¿Y cuál es tu debilidad?" a lo que él, contesta: "Bueno, tengo una pequeñita debilidad, y es que ¡soy demasiado chismoso y no veo la hora para contarle a todos lo que me acaban de confesar!"   Phoenix, AZ, EE.UU.

En una ocasión se reunieron tres pastores por un problema de murciélagos en sus iglesias.  Le preguntaron al primero que hizo, y él les contestó, "Pues, yo agarré una escopeta y empecé a dispararles, pero lo único que conseguí fue hacer agujeros en el techo."  El segundo dijo, "Pues, yo los encerré en una jaula, y recorrí 175 kilómetros.  Pero cuando regrese, ahí estaban."  El tercero contó, "Pues, yo los convertí, los bauticé, y los recibí como miembros de la iglesia.  Ahora, ya ni llegan."  Guatemala, Guatemala

¿Cuál fue el hombre más dichoso de la Biblia?  Enoc, porque él siempre caminaba con Dios y un día iban lejos y Enoc se cansó y le dijo Dios, "Mi casa queda más cerca, así que vámonos para la mía."  Hato Mayor, República Dominicana

Habían unos hermanos en la iglesia que estaban pensando amanecer orando en la iglesia. Al otro día, pregunta un hermano. "¿Cómo estuvo la vigilia pastoral?" Y le dice, "Bueno, nunca había escuchado un concierto de ronquidos tan interesantes como el de estos hermanos."  San Pedro de Macoris, República Dominicana

Un día un pastor compró un loro para enseñarle a hablar, ya que estaba aburrido de predicar, y para hacer mas interesantes las reuniones pensó en hacer predicar al loro.  Le enseñó versículos de memoria, pasajes y mensajes evangelísticos, etc., hasta que un día ya estaba preparado y lo anunció en la congregación.  El domingo siguiente está repleta la iglesia, todos con la inquietud de conocer al loro y escucharle predicar.  El pastor le puso terno y corbata al loro, lo peinó, y lo llevó al culto.  Después de cantar unos coros, llegó el momento de presentarlo.  Lo paró en el púlpito, y le dice, "Lorito, comienza," a lo que el loro no respondía ninguna cosa.  Continúa diciendo, "Lorito, comienza.  ¡Comienza, loro estúpido!"  Pegó el loro en la cabeza y el loro rodó por el pasillo del templo.  Allí, todo descamisado y despeinado, el loro exclamó:  ¡Hermanos, oremos, ¡porque el enemigo esta enojado!  Viña del Mar, Chile

¿Cómo se llamaba la partera de Eva?. - Dolores;  "...y Jehová le dijo: Con dolores darás a luz tus hijos'  (Génesis 3:16)  Guayana, Bolívar, Venezuela



Pag << Anterior 1 2 4  Siguiente >>

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=